¿Por qué “está de moda” el marketing de contenidos?

Quien esté al día sobre marketing de contenidos se habrá cansado de oír eso de “el contenido es el rey” hasta en la sopa. Está claro que este concepto no es nada nuevo, pero Internet evoluciona muy rápido y hoy en día nos encontramos ante un nuevo panorama en el que cada vez más están siendo imprescindibles los contenidos de calidad a la hora de construir y posicionar las marcas en internet.

El objetivo principal del marketing de contenidos es consolidar y posicionar la marca dentro del mercado, y para ello es necesario mucho más que hablar continuamente sobre los productos o servicios de tu empresa. El marketing de contenidos implica saber redactar para nuestros clientes, creando contenidos de valor que sean de su interés. Para lograrlo, debemos tener muy en cuenta la escucha activa e interaccionar con nuestro público para descubrir cuáles son sus insights.

¿Por qué últimamente se le está dando tanta importancia?

Por un lado, el marketing de contenidos se ha convertido en una de las claves del nuevo SEO, ya que al nuevo algoritmo Google Panda le gustan los contenidos originales, favoreciendo el posicionamiento natural de las webs. Al Panda no le gustan las réplicas de contenidos, ni tampoco los “refritos”, y por ello los penaliza: algo debe cambiar en la forma de plantear nuestra estrategia contenidos.

El marketing de contenidos también es fundamental para las empresas que ya están o quieren estar en las redes sociales, ya que ofrecerle a sus seguidores contenido original y de calidad puede ser muy relevante para fidelizarlos y generar engagement. Además, estos canales les van permitir conocer e interactuar con su target, obteniendo un valioso feedback que puede darles una idea sobre qué tipo de contenidos se adaptarían mejor a su audiencia.

Es más, Facebook ya lo está teniendo en cuenta en las páginas de fans. Acaba de  introducir una nueva métrica, “Gente que habla de tu página”, que mide la calidad de los fans de la página basándose en el número de interacciones. Este dato puede decirnos mucho más sobre la comunidad que el número de fans en sí, por lo que podría afectar a la reputación de las marcas. Y por si fuera poco, este valor es tenido en cuenta por el EdgeRank de Facebook a la hora de valorar si las actualizaciones de la página deben ser mostradas o no a los fans.

Está claro que ahora, más que nunca, “el contenido DEBE ser el rey” para las marcas que quieran sobrevivir en la jungla de Internet y la web 2.0.