Códigos QR: ¿una moda pasajera, o herramienta eficaz de marketing móvil?

En tarjetas de presentación, en las marquesinas de autobús, en puntos de venta, en revistas, en el packaging de productos… Los códigos QR han ganado terreno como una emergente herramienta de marketing móvil que permite conectar el mundo físico con Internet. Pero la pregunta que muchos nos hacemos es: ¿son sólo una moda, o realmente han venido para quedarse?

Al parecer, la fuerza de los QR está en su simplicidad: consisten en una matriz de datos bidimensional que permite leer su contenido de forma inmediata (de ahí las siglas QR, que significan “Quick Response”). Al principio se usaron para controlar el inventario en la industria, pero el desarrollo de lectores QR en dispositivos móviles han permitido darle nuevos usos orientados al consumidor: enlaces a páginas web, descargas de vídeos o archivos, canjeo de descuentos, etc.

Del mismo modo que los QR, también están en auge los códigos Bidi, que parecen ser lo mismo, pero no lo son: la principal diferencia es que los códigos QR son de código abierto, y los Bidi de código cerrado. Esto significa que podemos generar y leer códigos QR de forma de gratuita, mientras que los Bidi sólo se leen a través de de cámaras y aplicaciones específicas de de pago. También se distinguen por un pequeño detalle: a diferencia de los códigos Bidi, los QR  incluyen tres cuadrados pequeños en las esquinas.

Los códigos QR han supuesto una auténtica revolución para la publicidad y las marcas, gracias a un contexto en el que se ha generalizado el uso  smartphones y tablets. Según cifras de Top SEO Liverpool:

– En julio de 2011, 14 millones de estadounidenses escanearon códigos QR

– El papel y las revistas son los soportes más utilizados para códigos QR

–  El 61% de los usuarios de QR son hombres, frente un 39% de mujeres

– El 53% de estos usuarios tiene entre 18 y 34 años

Sin embargo, aun basándose una tecnología tan simple, la comunicación en códigos QR exige evitar cometer ciertos errores: mostrar un contenido inadecuado, una web no adaptada para móvil, un código de grandes dimensiones que hace difícil su escaneo, etc. Estos fallos pueden enfadar bastante al usuario, sobre todo si tenemos en cuenta que se ha tomado la molestia de escanear el código.

Para el especialista de marketing estratégico Roger Marquis, lo importante es que las empresas que quieran utilizar los QR como herramienta de marketing lo hagan pensando de forma estratégica en el marketing móvil como canal de comunicación. Considera que es esencial que las empresas entiendan y crean primero en la integración de un uso estratégico del marketing móvil antes de implementar de forma táctica los códigos QR.

¿Te has quedado con ganas de saber más sobre los códigos QR? Este jueves 23 a las 19:30h en el hotel U232 la Fundació Joan Miró, Infojobs y QR-Planet vendrán al #SMP a hablar sobre el futuro de los códigos QR.

¡Te esperamos! 😉